Programa de Seguridad y Salud debe ser implementado por empresas

22/02/2011

Perspectiva

El reglamento 522-06 sobre Seguridad y Salud en el Trabajo entró en vigencia en el 2006 y a solicitud del sector empleador se concedió un año para que las empresas pudieran ponerse al día con su observancia.  Es un instrumento normativo que define el qué hacer y cómo hacerlo en materia de seguridad y salud para los empleados.

Las empresas deben implementar el  Programa de Seguridad  y Salud en el Trabajo, a fin de adecuarse al reglamento 522-06 y evitar el sometimiento a demandas por parte de empleados, abogados y sindicatos. El Reglamento regula las condiciones en las que deben desarrollarse las actividades productivas en el ámbito nacional, con la finalidad de prevenir los accidentes y los daños a la salud que sean consecuencia del trabajo, guarden relación con la actividad laboral o sobrevengan durante el trabajo, reduciendo al mínimo las causas de los riesgos inherentes al medio ambiente del trabajo.

Cuando entró en vigencia el reglamento se estableció 3 meses como  plazo para que las empresas pudieran ponerse al día con su observancia y a febrero 2011  sólo 42 empresas han entregado su Programa de Seguridad  y Salud en el Trabajo.

Noticia

Revisarán reglamento sobre Seguridad y Salud en los trabajos

La mayoría de las empresas no han podido darle cumplimiento porque dicen es incosteable

Fuente: http://www.hoy.com.do/economia/2011/2/22/363604/Revisaran-reglamento-sobre-Seguridad-y-Salud-en-los-trabajos Autor:

Los empleadores, trabajadores y el Ministerio de Trabajo revisarán el próximo mes el reglamento 522-06 sobre Seguridad y Salud en el Trabajo, con el objetivo de que el mismo se convierta en una norma práctica y fácil de implementar.

Los empresarios se quejan de que la mayoría de las empresas del país no han podido darle cumplimiento porque resulta incosteable.

Este fue el resultado  de la Tertulia de Herrera, realizada ayer por la Asociación de Empresas Industriales de Herrera y Provincia de Santo Domingo (AEIH), en la que participaron como expositores Wadi Cano, presidente de la AEIH; Jaime González, presidente de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom), y  el ministro de Trabajo, Max Puig.

Puig recordó que el reglamento es un instrumento normativo que define el qué hacer y cómo hacerlo en materia de seguridad y salud para los empleados. Este entró en vigencia en el 2006 y a solicitud del sector empleador se concedió un año para que las empresas pudieran ponerse al día con su observancia.

Dijo que el año de plazo venció en octubre de 2007 y, no obstante, a la fecha sólo 42 empresas han entregado su Programa de Seguridad  y Salud en el Trabajo.

De su lado, González aseguró que a más de cuatro años de la promulgación del reglamento no se ha logrado fortalecer o mejorar las condiciones de seguridad y salud del trabajo y, peor aún, Copardom recibe continuamente quejas de las empresas de que la implementación de los requerimientos implica sacrificios que no pueden ser asumidos por la mayoría de las empresas.

Recordó que el 78 por ciento de las 44,251 empresas activas en la Tesorería de la Seguridad Social (TSS)   son micro empresas que tienen menos de 15 empleados, para las cuales  constituye un obstáculo por los costos la aplicación e implementación del reglamento.

“Nuestra meta es que se adecúe el Reglamento 522-06 con miras a que se convierta en una norma práctica y posible de implementar, y en una herramienta que promueva la competitividad y productividad de las empresas dominicanas, al mismo tiempo que proporcione a la fuerza laboral lugares de trabajo más sanos y seguros”, dijo Cano.

El ministro de Trabajo, Max Puig expresó que se debe hacer una revisión integral, profunda y concertada con un equipo técnico del reglamento, que  establezca una normativa que lleve a la creación de un sistema  de seguridad y salud. Dijo que en marzo convocará a los sectores para analizar el reglamento.

Zoom
El reglamento
Cano reveló que la AEIH impulsó un plan piloto en 10 empresas  para adecuarlas al reglamento 522-06 en el que pudieron detectar grandes dificultades que supone su implementación.  Sin embargo, para el ministro de Trabajo la inobservancia del reglamento  se debe a  algunos problemas y limitaciones de  carácter estructural. Otros son el resultado de la falta de visión y de compromiso de los sectores involucrados.

DR-Cafta
Puig destacó que la implementación de este reglamento forma parte del capítulo 17 del acuerdo DR-Cafta, y los países firmantes cuentan con reglamentos iguales.